Para crear tus sueños no es necesario sufrir ni perder tu vida

Hay un paso en el proceso de crear nuestros sueños que asusta un poco: si tienes, por ejemplo, una familia que mantener y un trabajo, quizá pienses que vas a tener que dejarlo todo, tu seguridad, para crear un nuevo proyecto.

Si tienes esa idea interiorizada quizá sea que, hasta ahora, te han estado diciendo que para cualquier proyecto nuevo tienes que dedicar el máximo posible de horas. Que para ganar has de sacrificarte.

Pero eso viene de una concepción del trabajo heredada de la época industrial, donde se pagaba por horas, en fábricas de producción.

Incluso, una vez leí un blog de una persona que enseñaba a otros a ganar dinero en internet y que decía que se había encerrado en su casa durante semanas y contratado a una señora para que le hiciera la comida solo para no despegarse de su proyecto.

Nada más lejos de nuestra filosofía de trabajo.

Si quieres contratar a un/a chef para hacer tu vida más fácil y tu tiempo más eficiente, genial. Si es por esclavitud a tu trabajo, no estamos en el mismo mundo 🙂

El sueño es un sentimiento, lo que nos impulsa a caminar, y nosotros decidimos a qué ritmo caminamos.

Es cierto que, en cada fase, hay que dedicar una cantidad de tiempo, pero esto tiene que ser siempre adecuado a nuestra vida. Se trata de aportar calidad, no estrés.

Hay un factor importante que este tipo de enfoques (los del ejemplo del bloguero) no suelen considerar: el sueño, cuando es el real, el más auténtico, tiene una fuerza y una energía que se extiende por sí misma.

¿Parece magia? No lo es. Es física.

Por eso, en Cómo Crear tus Sueños he querido centrarme, principalmente, en que te asegures de que el sueño que estás siguiendo es el que realmente corresponde contigo, porque el resultado llega por coherencia, al estar bien dirigido, y tú reduces el esfuerzo a mucho menos.

Salvo que tengas una necesidad imperiosa de cambiar tu vida, puedes ir incorporando lo nuevo a la que tienes actualmente. Sólo sigue tu sueño, el sentimiento, y él hará que las cosas se reacomoden y adapten al ritmo que sea más adecuado para ti.

Tus sueños te harán feliz, mejorarán tu vida. Confía en lo que sientes. Confía en ti.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *