Sienta bases claras y tu proyecto crecerá mucho más fácilmente

Propósito: Decide qué quieres. Ésta es tu vida. Disfrutando se avanza mucho más.

Enfoque: Enfoca tu atención y tu energía. Cuanto más concreta es tu propuesta, más fácil es crecer. La dispersión no es escalable.

Calidad: Céntrate en el valor. Los trucos tienen una vida corta. Las propuestas de valor se mueven por sí solas.

Facilidad: Simplifica. Cuanto eficiente es tu proyecto y tu organización, más rápido avanzas. Céntrate en lo esencial. La complicación consume la energía.

Claridad: Despeja las ideas. Una dirección clara y equilibrada facilita sostenibilidad del proyecto. Cuenta con ayuda y haz las cosas fáciles para ti también.

Comunicación: Comunica. Difunde. Si las bases están en su sitio, la semilla es buena. Contribuye en la vida de otros.

A partir de ahí… ¡expande y crea experiencias mágicas!