Seguir tu propio camino

Me ha encantado saber que estaba en lo cierto.Es decir, que para realizarnos tenemos que ser fieles a nosotros mismos y a lo que sentimos.Y me llama muy gratamente la atención ,que se nos diga que para hacer nuestra “carrera”debamos guiarnos principalmente por nuestro sentimiento,por nuestro corazón.Si lo crees lo ves.Si crees en tus posibilidades y en tu sueño,..será.ENHORABUENA Y GRACIAS

– Puchi Maciá Pérez –

Así dice otro de los comentarios sobre el Curso de Sueños.

Es curioso cómo a veces necesitamos que otras personas confirmen lo que sentimos. ¿Quién confirmaba, yo a ella o ella a mí? Somos espejos unos de otros, por eso nos sienta tan bien cuando algo externo refleja lo que sentimos interiormente.

Pero, aún si no fuera así, si hay una aparente contradicción entre lo que vemos fuera y lo que sentimos, ¿por qué elegir lo primero por encima de lo segundo? ¿no nos fiamos de lo que hay en nuestro interior? ¿cuándo dejamos de darle crédito?

Las dudas aparecen porque ya no tenemos claro qué puede ser verdad y qué no. Sin embargo, eso no hace que esa verdad realmente desaparezca. Nuestra verdad interior, nuestra sabiduría.

Si no aportaras algo diferente al mundo, todo permanecería igual, por lo que en algún momento será importante que optes por lo que es distinto de todos los demás. Dejar de mirar lo que a otros les funciona para sentir cuál es tu propio camino.

Sentir cuál es tu propio camino.

Hay un sentimiento dentro de ti que te dice qué es realmente lo que más te gusta, lo que deseas, por encima de todas las dudas y de todas las ideas ajenas. Algo que es totalmente tuyo y que te hace sentir en casa. Algo que reconoces desde lo más profundo de ti, que no te cuesta hacer, que te sale como algo natural. Algo que no has de buscar, porque siempre está ahí. Sólo has de darle crédito.

Los caminos de este Bosque no son para decirte cómo hacer las cosas, son para liberarte… liberarte de lo que te impide ver lo que siempre estuvo ahí. Si estás ocupado/a y distraído/a con otras cosas, con todo lo que no es eso, pensarás que es algo a buscar, pero no necesitas buscar lo que ya eres, sólo prestarle atención, por muy loca, diferente, sutil, extraña o improbable que te parezca esa opción.

¿A qué nos ayudan los demás? A hacer resonar lo que hay dentro.

Lo que te mueva el corazón, lo que te entusiasme, te ilusione, lo que ames realmente. Tú sabes lo que es. Síguelo.