Formación para negocios honestos on-line, y la comunidad de emprendedores que no te permitirá renunciar

Hace unas semanas me enviaron un mensaje invitándome a conocer la plataforma Fizzle. Quien me lo recomendó me decía que a él le había ayudado mucho. Llevaba 4 años con su blog y su proyecto y apenas unas cuantas visitas. Después de conectar con Corbett Barr, uno de los creadores, encontró las claves para hacer que éste llegara a tener miles de seguidores.

Sin embargo, aunque estos datos eran interesantes, lo que más me atrajo de la invitación fue que explicaba cómo lo había conseguido sin trucos, sólo a base de buenos contenidos, honestidad y un plan coherente. Así que decidí mirar y vi que tenían una promoción de suscripción a 1$ el primer mes (1€ en mi caso).

Por 1$, decidí probar, y ha sido uno de los mejores descubrimientos que he hecho hasta ahora sobre desarrollo de negocios on-line, creación de blogs, planteamiento de estrategias, y todo basado en cosas muy razonables.

Así empieza su web:

Honest Online Business Training

and the community of entrepreneurs who won’t let you quit.

Me sorprendió y agradó mucho ver cómo uno de los primeros cursos que hice con ellos expresaba los mismos conceptos que a mí me llevaron a crear el curso Cómo Crear Tus Sueños.

A principios de Octubre nos enviaron una oferta de afiliación por referidos. No suelo hacer referencia a cosas por el simple hecho de tener una ventaja. Para mí es importante referir páginas, servicios o personas cuando realmente creo en ello. En este caso, después de seguir ya 3 de sus cursos, y ver la gran utilidad que están teniendo para mí, no puedo dejar de recomendarlo. Además, creo que ahora ese primer mes es gratuito 🙂 .

Este es el enlace: http://fizzle.co

Y, si te apuntas, me encantará saber cómo te ha ido y si a ti también te está ayudando 🙂

Pequeños regalos

Hay pequeñas cosas en el día a día que nos hacen ilusión. No importa qué cosa sea, lo que importa es el sentimiento que genera. Es un sentimiento de alegría, que nos hace vibrar, es como si nos iluminara por dentro.

Hoy he visto que pronto vendrá Halloween. Me gusta mucho… el otoño, las calabazas, la fantasía, la magia y el “look” que le hemos dado a las brujas (sombreros, medias de rayas, vestidos “de época”, capas…). Para mí, esa es una imagen de alegría e ilusión.

Cualquier cosa que pueda producirte ilusión, por pequeña que sea, te conecta con ese sentimiento de alegría, con tu corazón, con la luz que hay en tu interior.

Eso es lo importante. Conectar con ella.

Y siempre podemos volver a conectar. Siempre hay cosas con las que podemos disfrutar, aunque cambien. Si unas se van, llegan otras nuevas. Eso es lo más importante que hemos de saber, y confiar en que, aún si ahora no las vemos, cuando sea el momento, volverán.

Por eso, ahora, te propongo que conectes con tu ilusión.

¿Qué es lo que más te gusta de tu día a día? ¿Hay algún evento especial que te haga ilusión en estos momentos?

Gestionar las emociones

Aprender a gestionar las emociones es el mayor reto humano. Cuando consigues hacerlo, todo lo demás se vuelve mucho más sencillo.

No es lo mismo ocultar o apartar que gestionar. Cuando has conseguido gestionar una situación emocionalmente, ésta no vuelve a interferir y es más sencillo seguir tu camino con claridad. No hay dolor acumulado, no hay resentimiento, no hay asuntos pendientes.

Muchas de las dificultades que encontramos en la vida, para conocer nuestros sueños, para conseguirlos o para disfrutar del camino, vienen porque esos asuntos pendientes aparecen en cuanto tienen ocasión. Siempre hay una intención positiva en todo. Aparecen para que los atendamos, para que los resolvamos, para que podamos liberarnos de ellos y seguir nuestro camino. Podemos apartarlos por un tiempo, pero volverán a aparecer, porque, en el fondo, son más prioritarios para nosotros que el propio proyecto en el que estemos trabajando.

Cualquier proyecto sirve como medio para encontrarnos a nosotros mismos, para poder experimentar lo que somos y para aprender a vivir. Cualquier cosa que hagamos la disfrutaremos mucho más si vamos, a su vez, creciendo personalmente. Y disfrutar de lo que hacemos abre las puertas.

Lo que nos gusta, en muchas ocasiones, se encuentra en cosas sencillas, cosas que quizá siempre han estado ahí.