Tomar el camino más directo o ser parte del ruido

Hoy he leído esta frase en Twitter, justo antes de comenzar a escribir este texto:

“El mayor defecto de la publicidad actual es que hay demasiada”

– Luis Bassat –

Y viene muy “al pelo”, ya que esta semana estamos hablando de comunicación.

¿Quién se comunica mejor, el que envía un mensaje claro o el que hace más ruido?

Lo más importante que has de saber cuando comuniques tu proyecto es que lo que va a tocar el corazón de la gente es su contenido.

Puedes llamar su atención haciendo todo el ruido que quieras, pero sólo si sienten que les has ayudado en algo, que has aportado algo real para que su vida sea más como quieren que sea, hablarán de ti, te recomendarán a otros y sentarán una base para que tu mensaje se siga extendiendo.

Todos tenemos algo que ofrecer a los demás. Todos deseamos ese intercambio, tanto el dar como el recibir. Ofrece lo que es genuino en ti y no necesitarás hacer “tanto ruido”. El mensaje, la energía, creará un surco por sí solo.

No, no hay que hacer tanto, ni publicar tanto, ni estar mandando mensajes cada 2 minutos en las redes.

Hay que mostrarse, sí, facilitar a otros el camino, sí, pero, sobre todo, que ese camino lleve a algo que tenga una utilidad real para ellos. Que les sirva, que favorezca que construyan la vida que desean, ya sea un detalle o un servicio global.

No sabemos qué es mejor para otros, sólo lo que creemos mejor para nosotros, así que ofrece lo mejor de ti para que resuene con quien deba hacerlo.

Anúnciate, comunica lo que haces, tu sueño, pero, sobre todo, hazlo basado en un aquello en lo que crees. Ese es el mejor mensaje que puedes transmitir.

¿Sabes ya lo que quieres contar y cómo hacerlo?

Sólo necesitas 3 claves:

  1. Entiende a tu público
  2. Sé coherente con lo que crees y con lo que sientes
  3. Envia un mensaje claro y real

¡Confía en ti!

Haz que tu proyecto funcione para ti

A tu ritmo y en tus propios términos

clase gratuita online

Clase gratuita online

suscribiéndote a la lista de distribución.

Estamos aquí para compartir

Una de las mejores cosas que podemos hacer con nuestro sueño es compartirlo con otras personas.

Tu forma de hacerlo dependerá de:

  1. El contenido de tu proyecto
  2. Tu forma de ser y de relacionarte, o lo que quieras desarrollar en ella

Dónde compartir

Hay mucho interés hoy en día por comunicar en Internet. Es un gran escaparate, pero no es sólo eso, es una gran comunidad. Una comunidad de comunidades.

Los que tenemos acceso a la red, hoy en día vivimos en “2 mundos”, el personal y el virtual.

  • Los proyectos on-line, tienen su núcleo en la red, pero no sólo se viven ahí, se nutren de experiencias reales.
  • Los proyectos “físicos” se pueden anunciar y compartir on-line.

Prefiero la visión de que es una gran comunidad.

Tu proyecto, tendrá un punto de equilibrio entre ambas formas (que puede ser desde cero hasta todo, aunque casi siempre tendrá un poco de ambos).

Olvida lo que otros digan o lo que “les va bien”. No todo el mundo tiene que estar ahí y tampoco fuera, sólo pregúntate:

  • ¿Dónde quiero vivir y desarrollar mi proyecto?
  • ¿Dónde quiero compartirlo?

Haz un mapa de todas las posibles vías. Cada una de ellas requerirá un tiempo, un desarrollo, unos contenidos y un enfoque.

Elige aquellas a las que creas que realmente puedes dedicarte con solidez y continuidad:

  • Aquellas en las que puedas compartirte y compartir tu sueño con mayor disfrute.
  • Aquellas que te llenen más y que sirvan mejor a los demás.

El intercambio

Hay 2 formas en las que puedes expresar tu sueño:

  1. Contar tus experiencias, tu vida, tus sentimientos
  2. Aportar, de lo que has aprendido o estás aprendiendo, de tu experiencia, cosas que puedan ser útiles a otros

Cuando creas algo que es útil a otros, eso es un servicio o producto.

Esto es el intercambio, que también se refleja en la interacción personal y, por tanto, en la de tu sueño.

Piensa en qué quieres compartir y qué deseas recibir a cambio, material o inmaterial. Porque ese intercambio existirá, no sólo para ti, sino también para los destinatarios. Ambos tenéis la oportunidad de ofrecer algo valioso para el otro en el mismo movimiento. Una experiencia única de intercambiar.

¿Qué tipo de relación deseas co-crear?

Haz que tu proyecto funcione para ti

A tu ritmo y en tus propios términos

clase gratuita online

Clase gratuita online

suscribiéndote a la lista de distribución.

[testimonials orderby=”rand” showposts=”3″ columns=”3″]

Hoy en el curso Cómo Crear Tus Sueños: La propuesta de valor

Esta semana de seguimiento del curso está dedicada a la sección 7: La Comunicación

Una vez que entramos en la parte de sacar al exterior nuestro sueño, mantenemos siempre 2 aspectos en el punto de mira y que constituirán el contenido de nuestra comunicación:

  1. El propio sueño, lo que te gusta, cómo quieres vivir… es decir, a ti
  2. Y la utilidad que esto tiene para otros

Esto es lo que se llama crear una Propuesta de Valor.

Este es un punto FUNDAMENTAL para que tu proyecto se convierta en una forma de vida.

Tu proyecto no sólo tiene valor, sino que tiene un valor único. ¿Has descubierto ya cuál es? En este artículo vamos a ver qué aspectos son los más importantes a tener en cuenta para encontrarlo.

La utilidad

Ya hemos visto algunas cosas sobre la presentación, pero la imagen no es nada si no hay algo detrás. Y, de cara a compartir tu sueño como producto o servicio, ese algo, el contenido, tiene que tener una utilidad específica.

¿En qué ayuda tu producto o servicio? ¿qué problema resuelve? ¿en qué apoya a los destinatarios?

Este es el momento de centrarse en ellos, en lo que tu sueño tiene para los demás. Sin modificarlo, sin desviarlo, sólo sacando de él lo que puede ayudar a progresar, aprender, sanar o dar cualquier otro tipo de servicio a los demás.

Es importante que en la comunicación que realices a tus destinatarios, incluya esta utilidad, que sientan que estás hablando con ellos, sobre lo que ellos necesitan, sobre lo que puede ayudarles, sobre cómo puede apoyarlos para avanzar.

¿Comprendes sus necesidades? Escúchalos y encuentra los puntos de unión entre sus sueños y los tuyos.

Tu aportación única

Podemos estudiar las mismas cosas, practicar, dedicarnos al mismo sector, pero nuestras experiencias y nuestra forma de ver y sentir el mundo nos hace únicos.

¿Cómo has llegado tú hasta aquí? ¿qué ha hecho que tu sueño sea ahora el que es o que tu perspectiva sobre él sea la actual?

¿Has tenido alguna trayectoria con ello o es algo nuevo para ti, que quieres explorar?

  • Si ya tuviste experiencia con ello, tus conocimientos prácticos son los más útiles. Nadie va a encontrarlos en un libro (salvo que tú lo escribas).
  • Si es algo que quieres explorar, puedes convertirlo en una aventura a compartir.

Cuéntale a los destinatarios cómo llegaste hasta aquí, qué significa para ti este sueño.

No tienes que ser un/a experto/a en todo, sólo dales la información que les te conecte a ellos, deja que resuenen contigo.

Identifica tu propuesta de valor y comunícala

Cada servicio o producto tendrá su propia utilidad. El proyecto tendrá una global. Y tú, con tu sueño, darás el hilo conductor a todo.

Es el punto de confluencia entre lo interior y lo exterior, entre tú y los demás.

Todos los elementos de comunicación que utilices deben servir para mostrar y amplificar este mensaje, esta propuesta.

Esta semana seguiremos profundizando en las formas de comunicación, sus claves y aquéllo que es importante tener en cuenta para hacer realidad tu sueño.

Haz que tu proyecto funcione para ti

A tu ritmo y en tus propios términos

clase gratuita online

Clase gratuita online

suscribiéndote a la lista de distribución.