Estamos aquí para compartir

Hoy tengo un día diferente… ninguna de las cosas que he leído hoy en Internet me ha llamado la atención, salvo la idea de que estamos aquí para compartir. Y quizá porque yo misma estaba reflexionando sobre ese tema. Lo que nos llama la atención es lo que resuena con nuestro interior 🙂

Una de las mejores cosas que podemos hacer con nuestro sueño es compartirlo con otras personas.

Tu forma de hacerlo dependerá de:

  1. El contenido de tu proyecto
  2. Tu forma de ser y de relacionarte, o lo que quieras desarrollar en ella

Dónde compartir

Hay mucho interés hoy en día por comunicar en Internet. Es un gran escaparate, pero no es sólo eso, es una gran comunidad. Una comunidad de comunidades.

Los que tenemos acceso a la red, hoy en día vivimos en “2 mundos”, el personal y el virtual.

  • Los proyectos on-line, tienen su núcleo en la red, pero no sólo se viven ahí, se nutren de experiencias reales.
  • Los proyectos “físicos” se pueden anunciar y compartir on-line.

Prefiero la visión de que es una gran comunidad.

Tu proyecto, tendrá un punto de equilibrio entre ambas formas (que puede ser desde cero hasta todo, aunque casi siempre tendrá un poco de ambos).

Olvida lo que otros digan o lo que “les va bien”. No todo el mundo tiene que estar ahí y tampoco fuera, sólo pregúntate:

  • ¿Dónde quiero vivir y desarrollar mi proyecto?
  • ¿Dónde quiero compartirlo?

Haz un mapa de todas las posibles vías. Cada una de ellas requerirá un tiempo, un desarrollo, unos contenidos y un enfoque.

Elige aquellas a las que creas que realmente puedes dedicarte con solidez y continuidad:

  • Aquellas en las que puedas compartirte y compartir tu sueño con mayor disfrute.
  • Aquellas que te llenen más y que sirvan mejor a los demás.

El intercambio

Hay 2 formas en las que puedes expresar tu sueño:

  1. Contar tus experiencias, tu vida, tus sentimientos
  2. Aportar, de lo que has aprendido o estás aprendiendo, de tu experiencia, cosas que puedan ser útiles a otros

Cuando creas algo que es útil a otros, eso es un servicio o producto.

Todas las fuerzas en este Universo tienen una contraparte, un movimiento de ida y vuelta. Siempre se mantiene en equilibrio, siempre se produce un intercambio de energía. Si hay un movimiento hacia la derecha, lo hay, automáticamente, hacia la izquierda.

Esto es el intercambio, que también se refleja en la interacción personal y, por tanto, en la de tu sueño.

Piensa en qué quieres compartir y qué deseas recibir a cambio, material o inmaterial. Porque ese intercambio siempre existirá, no sólo para ti, sino también para los destinatarios. Ambos tenéis la oportunidad de ofrecer algo valioso para el otro en el mismo movimiento. Una experiencia única de intercambiar.

¿Qué tipo de relación deseas co-crear?